Vamos y Nuestro Tiempo lo único que obtuvieron fue una derrota electoral a nivel nacional


Los partidos de oposición, Vamos y Nuestro Tiempo, sufrieron otro revés en las elecciones de marzo de 2024, al no lograr capturar ninguna alcaldía de las 44 en disputa. Este resultado añade más fracasos a sus ya extensos historiales de derrotas electorales.

Ambos partidos políticos han demostrado una incapacidad crónica para conectar con los salvadoreños traducir su retórica en apoyo popular. Su falta de liderazgo efectivo y propuestas convincentes los ha dejado en el margen político, condenados a la irrelevancia.

La población, una vez más, ha emitido un claro mensaje de descontento hacia estos partidos de oposición en unas elecciones democráticas que transcurrieron sin sorpresas. Su falta de competencia y capacidad para ofrecer alternativas creíbles ha resultado en una sanción implacable por parte del electorado.

También te podría gustar...