Un día como hoy hace 37 años, el pulgarcito vivió una catástrofe inolvidable: el terremoto de 1986 que provocó la muerte de 1,500 personas en solo diez segundos


Un día como hoy hace 37 años, el 10 de octubre de 1986 para ser exactos, El Pulgarcito experimentó uno de los terremotos más impactantes en su historia. Este sismo dejó una dolorosa huella, cobrando la vida de más de 1,500 salvadoreños, hiriendo a 10,000 personas y afectando a aproximadamente 200,000 residentes.

El terremoto, con una magnitud de 7.5 en la escala Richter, sacudió la tierra a las 11:49 de la mañana, según los registros de la sismología del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN). Su epicentro se localizó en Los Planes de Renderos, al sur de la ciudad capital, con una profundidad de 5.4 kilómetros. La fuerza devastadora del temblor se extendió hacia el norte de la capital, atravesando el centro y dejando un rastro de destrucción a su paso por los barrios San Jacinto, Santa Anita, Candelaria y el reparto Santa Marta.

Este cataclismo tuvo consecuencias desgarradoras en el Centro Histórico de San Salvador, donde varios edificios colapsaron. Entre ellos, el edificio Rubén Darío, que albergaba a cerca de 75 personas en el momento del sismo. Después del evento, estas personas fueron declaradas como «desaparecidas».

Hoy en día, la ciudad se enfrenta a la realidad de tener más de 2,000 edificios con bandera verde y amarilla, lo que significa que están en condiciones relativamente seguras. Sin embargo, también hay alrededor de 150 construcciones marcadas con bandera roja en diversos puntos de la capital, indicando un alto riesgo sísmico. Sorprendentemente, muchos de estos edificios con bandera roja aún se utilizan a pesar del peligro que representan para sus ocupantes.

También te podría gustar...