¡Sin diputados y alcaldes tras 30 años de vida! El Frente desaparece del espectro político como resultado del rechazo del pueblo salvadoreño


El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) sufrió un golpe devastador al fracasar completamente en las elecciones presidenciales, legislativas, municipales y Parlacen, quedándose sin ningún bastión de poder en el nuevo mapa político del país. Esta humillante derrota, la segunda en un mes para el partido, representa un hito vergonzoso en sus tres décadas de historia política.

A pesar de su intento desesperado por presentar candidaturas en los 44 municipios en disputa, ninguna de las banderas rojas del FMLN será izada en los edificios municipales de cada municipio del país. Este resultado pone de manifiesto la caída libre del partido, que una vez fue una fuerza dominante en la política salvadoreña, pero ahora son las Nuevas Ideas las que arrasan con todo.

La situación del FMLN es desesperada, ya que ha perdido influencia en todos los niveles del gobierno: el Ejecutivo, el Congreso y ahora las alcaldías. La magnitud de su debacle electoral ha obligado a los líderes del partido a anunciar una purga interna, un signo claro de desesperación y desintegración.

Esta derrota electoral marca el fin de una era para el FMLN, que se enfrenta a una crisis existencial. El partido ahora debe replantearse por completo su estrategia y su mensaje político si quiere tener alguna esperanza de sobrevivir en una nueva era política en El Salvador sino va a desaparecer como muchos de sus ex funcionarios corruptos que han desaparecido del mapa para evitar se enjuiciados.

También te podría gustar...