Nayib Bukele coloca la primera piedra para la construcción del Estadio Nacional de El Salvador, el más grande y moderno de Latinoamérica


El presidente Nayib Bukele marcó un hito trascendental al colocar la primera piedra para la construcción del Estadio Nacional de El Salvador, un proyecto monumental que no solo será el más grande de Centroamérica, sino también el más moderno en Latinoamérica. En una ceremonia llena de significado, el embajador de la República Popular China en El Salvador, Zhang Yanhui, y el presidente «ad honorem» del Instituto Nacional de los Deportes (Indes), Yamil Bukele, se unieron al mandatario en el inicio de esta obra emblemática.

Durante su discurso, el presidente Bukele enfatizó la magnitud de esta inversión, superando los $100 millones, y proyectó con entusiasmo su inauguración a principios de 2027. Subrayó la dedicación previa a estudios, diseños y planificaciones, anunciando con optimismo el comienzo de los 36 meses de construcción.

Bukele resaltó los logros significativos de su administración, que van desde inversiones en salud, educación y cultura hasta la revitalización del Centro Histórico de San Salvador y el fortalecimiento de la seguridad pública, situando a El Salvador como el país más seguro de Latinoamérica y encaminándolo a ser el más seguro del hemisferio occidental.

Al abordar el proyecto del Estadio Nacional, el presidente expresó: «Es otra área en la que estamos invirtiendo, que es la de deportes», destacando la importancia de fomentar el ámbito deportivo en el país.

Detalló que este nuevo escenario deportivo, generosamente donado por China, se convertirá en la casa de la selección nacional de fútbol de El Salvador, con una capacidad impresionante para 52,000 personas. Este estadio contará con 50,000 butacas para espectadores, así como 250 espacios para espectadores en sillas de ruedas, áreas VIP y lugares destinados a periodistas, entre otras comodidades.

El embajador Zhang Yanhui, al expresar su orgullo, destacó que el acuerdo para este estadio fue alcanzado personalmente por los presidentes de China y El Salvador durante la visita del presidente Bukele en 2019. Subrayó la visión estética del presidente salvadoreño al elegir el diseño entre tres propuestas elaboradas por China.

El embajador también enfatizó que, al igual que otros proyectos realizados en El Salvador gracias a la cooperación china, el Estadio Nacional será un símbolo duradero de la colaboración y amistad entre ambas naciones. Resaltó la búsqueda conjunta de la modernización para los países en desarrollo y auguró un futuro brillante para las relaciones entre China y El Salvador bajo el liderazgo del presidente Bukele. Este estadio se erige como un testimonio tangible de la colaboración internacional y un emblema del progreso que se logrará mediante esfuerzos conjuntos y visionarios.

También te podría gustar...