El Hospital Bloom evoluciona la atención pediátrica con la incorporación del moderno equipo para cirugías de corazón abierto


¡Una excelente noticia para el Hospital de Niños Benjamín Bloom! Por primera vez en su historia, cuenta con un equipo propio de vanguardia destinado a llevar a cabo cirugías de corazón abierto y corregir afecciones congénitas. Esto marca un hito crucial para la salud infantil en El Salvador.

En una emotiva ceremonia, el despacho de la primera dama, Gabriela de Bukele, y el Ministerio de Salud entregaron dos máquinas de última generación con una inversión de $895,575. Estas joyas tecnológicas no solo representan un avance en la medicina, sino que también simbolizan un compromiso inquebrantable con el bienestar de los más pequeños.

El equipo en cuestión no deja de asombrar, con un monitor principal que actúa como un cerebro electrónico, procesando información clave proporcionada por especialistas y sensores. Esta capacidad de análisis en tiempo real se convierte en una herramienta vital para los médicos, quienes deben tomar decisiones cruciales en minutos durante las cirugías.

Cada operación llevada a cabo con esta tecnología de punta tiene un valor de $30,000, una inversión que, según Elisa Gamero, coordinadora de proyectos de Salud y Nutrición del despacho de la primera dama, refleja la firme determinación del Gobierno de ofrecer atención médica de calidad a los niños.

La gama de afecciones que este equipo puede abordar es impresionante: desde corregir agujeros en las cavidades del corazón hasta tratar estrechamientos en los principales vasos sanguíneos, pasando por anomalías en válvulas cardíacas. Un paso gigante hacia la reducción de la mora quirúrgica en el país, dado que el 1 % de los niños en El Salvador nace con anomalías congénitas cardíacas.

Francisco Alabi, ministro de Salud, enfatizó la versatilidad de estos equipos, destacando su capacidad para mantener la temperatura durante las intervenciones y su perfecta integración con las nuevas ambulancias aéreas anunciadas recientemente por el presidente Bukele. Este enfoque integral demuestra el compromiso de proporcionar herramientas de calidad a través del despacho de la primera dama, brindando esperanza y cambiando el futuro de las nuevas generaciones.

La modernización del Hospital Bloom, anteriormente dependiente de máquinas prestadas o donadas, refleja un cambio significativo en la implementación de la ley Crecer Juntos. Esta ley no solo promete la atención integral de los niños sino también el máximo desarrollo de sus capacidades, marcando un antes y un después en la salud pediátrica en El Salvador. ¡Felicidades a esta nueva era de esperanza y salud para los más pequeños!

También te podría gustar...