Cientos de salvadoreños abarrotaron las playas y las montañas para disfrutar la Navidad en compañía de sus seres queridos


Después de vivir la magia de la Nochebuena, un sinfín de salvadoreños continúan la hermosa tradición de celebrar la Navidad en compañía de sus seres queridos, explorando las maravillas naturales que nuestro país tiene para ofrecer. Este año, el Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU) se ha destacado al facilitar el transporte para las familias de la capital, haciendo que esta experiencia sea aún más accesible y emocionante.

Con la iniciativa innovadora de activar «buses alegres» hacia diversos parques recreativos, el ISTU no solo fomenta el espíritu festivo, sino que también impulsa el turismo interno. Desde las costas del balneario Ichanmichen en La Paz hasta la serena laguna de Apastepeque en San Vicente, las opciones eran diversas y emocionantes para aquellos que buscaban disfrutar de un refrescante chapuzón.

Para los amantes de las alturas, el Parque Natural Cerro Verde en Santa Ana ofrecía la oportunidad perfecta para escapar del calor, sumergirse en la naturaleza y deleitarse con impresionantes vistas panorámicas. El punto de encuentro en el Centro Histórico, frente al mercado Hula Hula, a las 6:30 de la mañana, garantizó un inicio cómodo y seguro para los viajeros que se dirigían a estos destinos emocionantes.

Mientras tanto, los sitios turísticos públicos, como el Parque Recreativo Atecozol en Izalco y el Parque Recreativo de Apulo en Ilopango, abrieron sus puertas para recibir a los visitantes con la armoniosa presentación de la Orquesta de Centros Penales, brindando así una experiencia cultural única.

Las playas del Litoral, en particular las de La Libertad, se convirtieron en destinos privilegiados para muchos, gracias a su amplia oferta turística que incluye hoteles, restaurantes y juegos mecánicos en el Sunset Park. La Dirección de Protección Civil, comprometida con la seguridad, mantuvo una estricta vigilancia en las playas más concurridas, desplegando la Unidad de Guardavidas para garantizar el bienestar de todos, tanto turistas nacionales como extranjeros. El Majahual, El Tunco, Costa del Sol, La Puntilla, El Espino y El Cuco fueron monitoreados de cerca, asegurando así unas celebraciones navideñas alegres y seguras para todos los que eligieron explorar y disfrutar de las maravillas de El Salvador.

También te podría gustar...