Alianza busca jugar de local en el renovado estadio Mágico González para el apertura 2023 y la broza salvadoreña se opone por su afición


Los dirigentes del Alianza alzaron la voz de que en el Apertura 2023, que arranca este fin de semana que viene, iban a tener que jugar a solas en el estadio Ana Mercedes Campos de Sonsonate. ¿La razón? Una multa tirada por la comisión disciplinaria de la Fesfut, que les mandó a jugar a solas en ese estadio durante dos torneos como castigo.

Pero eso no fue suficiente para Gonzalo Sibrián, el jefe del equipo capitalino, quien le soltó a «Diario El Salvador» que van a hacer la parada para hablar con los del Indes y ver si les sueltan el estadio Mágico González. La idea es clara: quedarse en la capital para echar sus juegos de local en ese terreno.

La gente, al enterarse de esto, se puso más brava que un puerco enfiestado. La razón es simple: no quieren al paquidermo en el Mágico González. Según ellos, la afición de la capital no está todavía con buenos modales para portarse bien en un partido.

El estadio nacional, recién renovado y donde se tiraron la inauguración y varias pruebas de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, ya luce su cancha lista para la acción. Los del Alianza están pensando que ese puede ser el corral perfecto para quedarse en San Salvador y darle candela a los partidos oficiales.

También te podría gustar...